16 IDEAS PARA REDUCIR EL PLÁSTICO DE UN SOLO USO EN CASA

No hace mucho tiempo, uno de los grandes inventos fueron los envases plásticos de usar y tirar, ya que resultaban prácticos, económicos, ligeros, resistentes y fáciles de producir. Todo eran ventajas y nadie los cuestionaba. Hasta día de hoy.

Más de la mitad del plástico que utilizamos en nuestro día a día es plástico de artículos de un solo uso, como envases, pajitas o bastoncillos. La vida útil del plástico de un solo uso es de aproximadamente 15 minutos; sin embargo, puede tardar entre 400 y más de 1.000 años en desintegrarse.

A nivel global, vertemos al mar unas ocho millones de toneladas de plástico cada año, que es como si un camión de basura descargara en el mar cada minuto. En efecto, ya tenemos una isla de plástico ubicada en el Pacífico, que ya mide cientos de miles de kilómetros y se estima que su tamaño es similar al de Francia.

Un estudio de WWF sobre la ingestión humana de plásticos presentes en la naturaleza asegura que las personas estamos consumiendo alrededor de 2.000 pequeñas piezas de plástico cada semana, lo que equivale a aproximadamente 21 gramos al mes.

 

¿Necesitas más razones para dejar el plástico de un solo uso?

A continuación te presentamos 16 maneras de tomar acción, con enlace directo a las distintas webs donde conseguir los productos.

 

1 . Sustituye las fiambreras de plástico (tuppers) por recipientes de cristal o de acero inoxidable.

2. «Sin pajita, por favor». Las pajitas son generalmente innecesarias, así que ¿para que utilizarlas?. Sustitúyelas por las pajitas de acero inoxidable.

3. Reutilizar las bolsas de tela para comprar a granel.

4. Discos desmaquillantes reutilizables para sustituir los discos de algodón.

5. Tapas de silicona para evitar el uso del papel de aluminio y el papel film.

6. Utiliza esponjas de lufa tanto para la ducha como para fregar la vajilla. Son naturales y biodegradables.

7. Cepillo de dientes de bambú y madera.

8. Contrata un servicio de agua a domicilio y evita las botellas de plástico desechables.

9. Deja de lado los mecheros de plástico y pásate a las cerillas. Es cierto que las cerillas no se pueden reciclar pero el impacto medioambiental que suponen es mucho menor.

10. Servilletas de tela en lugar de servilletas de papel. Las servilletas desechables o el papel de cocina son productos que se venden envasados en plástico. Además, al ser de un solo uso, se consume con mucha facilidad generando un residuo fácilmente evitable. La alternativa sostenible son las servilletas de tela o los trapos de toalla.

11. Bolsas de basura biodegradables

12. Sustituir las pinzas para la ropa de plástico por pinzas de madera. Las pinzas de madera son más resistentes y mucho menos contaminantes.

13. Escobillas de baño de madera con cerdas de fibra natural.

14. No usar maquinillas de afeitar de plástico de pocos usos. Cámbialas por una maquinilla eléctrica o bien de metal con cuchillas sustituíbles.

15. Deshazte de los manteles de plástico para el almuerzo.

16. Evita los cubiertos y vasos de plástico.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.