ALBERT RAMON FRANCIA: UN JOVEN APASIONADO POR EL MUNDO AUDIOVISUAL

Todo empezó hace diez años cuando me regalaron mi primera cámara, una Fujifilm a pilas de seis megapixeles con la que me encantaba experimentar pegándola con cinta americana a mi skate e ir a grabar un rato. Por aquel entonces no existían las cámaras de deportes tal y como las conocemos ahora. De manera que no sé muy bien de dónde viene mi amor por el video, creo que es algo que siempre he llevado dentro. Me gusta pensar como de la nada se puede crear una pieza audiovisual que si no fuera por quien la ha grabado nunca hubiera existido.

¿Cuál ha sido hasta día de hoy el mayor de tus retos en el mundo del vídeo y la fotografía?

Creo que el mayor de mis retos fue mi segundo viaje a Roma. Se trataba de mi segundo spot en la ciudad italiana. Tenia que rodar durante una semana un video para vender una serie de viajes de lujo en la ciudad de Roma, todo ello en solitario. Para ello tuve que planificar las localizaciones y durante la semana anterior al viaje practiqué hyperlapses en la catedral de Palma para una vez llegar a Roma no cometer ningún fallo.

Una vez llegados grabamos las escenas más complicadas, un trayecto en Ferrari por delante del Coliseo romano y una secuencia con un Fiat 600 en la localización done se grabó “La Dolce Vita”, también estuvimos grabando al Papa a menos de 4 metros. En ese momento no me creía lo que estaba sucediendo, había cumplido varios sueños, ya que soy un amante de los coches y poder grabar un Ferrari por las calles italianas como si de un anuncio se tratase fue algo que creía que nunca podrás llegar a hacer.

Si tuvieras que elegir entre vídeo o fotografía para dedicarte el resto de tu carrera profesional, ¿qué elegirías? 

Video, no lo dudo. Llevo más de diez años experimentando y dedicándome a él. Creo que es mejor centrarse en un tema que ir tocando de por todo, es así como nacen los profesionales. Beben de todo su alrededor y lo centran en su área.

¿Cuáles son tus aspiraciones o cómo ves enfocada tu vida profesional a largo plazo?

Acabo de terminar mi grado universitario por lo que lo he estado pensando intensamente en los último meses. Mi intención era partir hacia Barcelona para realizar un máster en dirección de fotografía. Sin embargo una charla con un director de fotografía mallorquín me abrió lo ojos, ya que me explicó que es mejor realizar contactos en el sector cinematográfico de la isla antes de partir hacia fuera (si tu intención es volver), para así al volver con el titulo y poder ser reconocido.

A largo plazo me veo trabajando en Mallorca rodando películas o spots publicitarios como director de fotografía habiendo pasado por algunas de las escuelas de cine de Madrid o Barcelona.

También debo decir que es un oficio muy exigente en cuanto a localizaciones por lo que hay que ser realistas, ya que es probable que no me pueda establecer definitivamente en la isla y tenga que estar viajando constantemente.

Hemos visto tu último trabajo audiovisual al más estilo Estrella Damm, ¿cómo surgió la idea y cómo ha ido evolucionando el proyecto hasta el resultado que mostraste hace unos días?

Cuando empecé con la edición de video entorno al 2011 me dedicaba a montar resúmenes del verano que había grabado con la Gopro. Por aquel entonces el anuncio de Estrella Damm de Billie the Vision & the Dancers era uno de los anuncios más reconocidos de la marca, tanto, que supondría que años tras año miles de personas esperarían su spot publicitario al inicio del verano. Creo que captan la esencia del verano en las Islas Baleares en su plenitud, y desde su primer anuncio quise realizar algo parecido. De manera que fui grabando y mejorando mis videos del verano año tras año.

Tenia una libreta con algunos garabatos de las escenas que me había imaginado y posteriormente precisé la historia con un guión y todo llegó en 2020. Una serie de casualidades me conectaron con Toni Bennasar, con quien acabé hablando sobre mi idea estancada de realizar un cortometraje y sobre cómo sus amigos cumplían el papel que yo buscaba dos años atrás. De manera que nos unimos y quedamos para conocernos todos en Portocolom y empezar a construir la historia.

A día de hoy sigo alucinando con el feeling que tuve con ellos. El cortometraje se grabó con 0 presupuesto en dos días y medio. La gente se implicó como nunca antes había visto en un rodaje. Se madrugó para ver salir el sol y se aguantó despierto hasta las 3 de la mañana para grabar las escenas nocturnas. No había visto nunca nada así. Les debo todo ya que gracias a ellos he sacado a la luz un proyecto que llevaba muchos años en mente.

En este sector es muy gratificante el hecho de tener un buen equipo para poder apoyarte y aprender, pero también hay muchos fotógrafos que aseguran que prefieren trabajar en solitario. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Desde mis inicios siempre he trabajado en solitario. Sabes que las victorias y las derrotas dependen de ti, por lo que trabajas al máximo rendimiento. Mis experiencias trabajando con gente es que en varias ocasiones no todos muestran el mismo interés y acaban cediendo sus obligaciones a miembros que trabajan aun más duro.

El proyecto de cortometraje al estilo Estrella Damm está realizado en solitario técnicamente hablando, aposté por hacerlo en así y creo que no me equivoqué. Quizás con unos miembros más en el equipo de realización hubiera sido más cómodo el rodaje pero pienso que se hubiera extendido debido a la falta de puesta en común y la relajación del personal. Tenía las ideas claras y aposté por ello.

Con esto no quiero decir que no me vea trabajando con un grupo, encuentro que es necesario para elaborar proyectos complejos. Sin embargo para proyectos que creo que puedo abarcar yo solo, prefiero hacerlo en solitario.

A todo esto me refiero desde el punto de vista de grabación y producción. Está claro que sería imposible haber realizado el cortometraje de Estrella sin la ayuda de todos los personajes y personas que me ayudaron a los traslados y a mantener los ánimos.

¿Tienes algún mentor, fotógrafo o videógrafo como referente?

Aunque tenga muy claro que me quiero dedicar al video, no tengo un único referente en el tema. Sin embargo, sí lo tengo en la fotografía. Para mi uno de los profesionales que más admiro es Helmut Newton. Se trata de un fotógrafo que se centró en el mundo de la sensualidad y desnudo, muy rompedor para su época. Además, es un tema que me gustaría tratar aunque me da coraje empezar al ser algo tan íntimo. Me da miedo a fallar puesto que estas exponiendo un cuerpo y puede repercutir en él.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.