CONOCE A VIRGINIA MOLL Y SUS PLANES INDISCRETOS.

Hoy os presentamos a Virginia Moll, una apasionada del copywriting y una emprendedora que hoy vive de su sueño para dar luz a muchos proyectos de mujeres con ganas de cambiar el mundo.

¿Quieres conocerla más y saber realmente a qué se dedica?

Comunicación, Podcast… ¡Cuéntanos un poco más a cerca de tu trabajo! 

En primer lugar gracias por invitarme a Wild Palma.

Mi trabajo realmente es difícil de explicar porque muchas cosas de las que hago no son tangibles (por eso a mi madre le ha costado tanto entenderlo) y sin embargo son muy importantes para cualquier negocio o marca. Me encargo de crear todo lo que la marca necesita para transmitir su esencia al mundo. Creo la identidad verbal y me encargo de hacer que sus valores se entiendan a través de sus redes sociales, su página web o incluso físicamente mediante el Packaging por ejemplo. Todo aquello que la marca quiera comunicar debe ser coherente en todos partes (mails, respuesta a mensajes, etiquetado, Newsletter, Posts en redes…) y ahí entro yo, si me dejan, claro.

El Podcast ha sido algo natural para compartir el talento que existe en la isla, que no es poco.

¿En qué te formaste?

Empecé a trabajar en medios de comunicación con 17 añitos. Me enamoré de la redacción en seguida. No quise marcharme y aprendí muchísimo en poco tiempo. Luego he realizado cursos específicos sobre Copywriting y actualmente estoy haciendo el Grado de comunicación a mi ritmo. Se me quedó la espinita de estudiar y en esas estamos, aunque sinceramente, todo lo que he aprendido lo he hecho por mi cuenta y gracias a personas que me han inspirado y ayudado muchísimo en los trabajos que he tenido.

 

¿Cómo te animaste a emprender? ¿Qué consejo le darías a aquellos que quieren comenzar su propio proyecto?

Fue una causalidad. No pude volver al medio de comunicación en el que trabajaba después de ser madre y decidí emprender por mi cuenta. Es una pena que muchísimas madres tengamos que renunciar a nuestros trabajos por ser incompatibles con nuestra familia. Sin embargo, no lo cambiaría por nada.

A alguien que acaba de empezar le diría que haga números y que valore su trabajo. Que sea capaz de poner precios y que mire su negocio con perspectiva. Le animaría a imaginar cómo quiere que sea su negocio en 5 años y a ponerse objetivos reales de aquello que quiere conseguir. Si no tienes claro hacia donde vas, es muy difícil saber si has alcanzado la meta.

Somos fans de tu Podcast: El Vecindario. ¿Cómo surgió la idea?

¡Gracias!
Yo disfrutaba muchísimo de mi trabajo en la radio. Esa adrenalina de estar «en el aire» y esa magia por compartir me hizo pensar que quizás podría crear mi propio Podcast. Mi amiga Vannesa, gran aficionada al formato Podcast, me animó a llevarlo a cabo. Durante algún tiempo me estuve poniendo excusas del tipo «no tengo medios, no tengo micrófono, no tengo equipo, no sé subirlo a las plataformas…» y eso quedó resuelto en una tarde y un tutorial de YouTube porque en realidad no tuve que comprar nada. Con un móvil y algunas apps puedes hacerlo. Con esto quiero decir que a veces nos ponemos excusas para no llevar a cabo acciones que nos ilusionan y en realidad son más sencillas de lo que pensamos. 
Así nació El Vecindario, un espacio en el que entrevisto a mujeres que me inspiran de algún modo.
¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración a la hora de crear contenido?
Diría que todo es inspiración. Y aunque parezca algo romántico es así. Mi cabeza no es capaz de parar y aunque soy una persona muy tranquila por dentro voy a mil. Me inspira todo, me fijo muchísimo en los detalles y en cómo se comunica la gente. Me inspiran las cosas más cotidianas y por supuesto mis tres hijos. He sido madre joven y gusta observar cómo se comunica su generación y me interesa porque los «zetas» llegan pisando fuerte.
Creo que aprender de ellos, nativos digitales reales, es fundamental para una profesión como la mía en la que evoluciona todo tan rápido. 
Es curioso cómo utilizan las redes sociales, porqué dan Like o porqué no lo hacen. Tienen una forma de usar el mundo digital asombrosa y no podemos mirar para otro lado.
Nuestra generación está más preocupada en ver una foto bonita, nos interesa que nos entre por los ojos. Instagram me inspira mucho pero también es una arma de doble filo porque esa perfección que muestra no existe en realidad, aunque nos inspire a los creadores de contenido.
Sin embargo las nuevas generaciones están haciendo un contenido cero cuidado y muy auténtico. Sucede y lo suben. Y esa autenticidad a mí me apasiona.

 

¿Qué vamos a encontrar en Agencia La Indiscreta?

La Indiscreta ahora mismo es mi niña bonita. Es la agencia de comunicación que he creado junto a María Martín.

La Indiscreta nace de la necesidad por un lado de crecer acompañada y por otro de poder crear una agencia con la que realmente te identifiques. Somos Millennials y a mucha honra. Somos hijas de los primeros divorcios en España y esas a las que nos dijeron que si estudiábamos nuestra vida sería maravillosa.
La agencia se dirige a nuestra generación con un perfil nostálgico y atrevido como el nuestro. Pensamos que nuestra generación aún tiene mucho que transmitir y que comunicar y que se pueden hacer cosas arriesgadas y que conecten con el público.
Hacemos de todo: gestión de redes sociales, fotos de producto, campañas de comunicación… nos encargamos de crear todo aquello que la marca quiera transmitir pero con un toque muy nuestro.
No pretendemos gustarle a todo el mundo pero tampoco hay algo que sí le guste a todos. Hemos venido a divertirnos y el día que dejemos de hacerlo, nos inventaremos otra cosa supongo.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.