TONY MORA: DE ALARÓ A NUEVA YORK

Los inicios de las famosas botas Tony Mora se remontan al año 1918 cuando abrieron su primera fábrica en Mallorca, concretamente en Alaró, donde empezaron a elaborar botas a mano con mucho cariño para conseguir un producto de alta calidad.

Aquí empieza la gran aventura de las Tony Mora, cuando en 1960 cruzaron el charco y abrieron fronteras para empezar a fabricar para clientes en América, territorio de nacimiento de la tradición cowboy.

Veinte años más tarde empezó su expansión por Europa, donde distribuyeron las botas por las principales tiendas de lujo del continente europeo, de manera que se convirtieron en el complemento perfecto para las colecciones de moda más exclusivas del mundo.

Este hecho favoreció el salto de las Tony Mora a las pasarelas, donde empezaron a formar parte del mundo de la moda más exclusiva y ya se empezaron a reconocer como una de las grandes marcas de botas.

En 2003 Tony Mora se lanzó a la aventura y abrió su primera tienda en Nueva York, seguido de la apertura de la página web, dónde apostaron por la venta online para llegar a clientes potenciales de todos los lugares del mundo.

Una vez dentro del mundo online Tony Mora se percató de que sus clientes buscaban exclusividad, de manera que empezaron a ofrecer la posibilidad de crear botas personalizadas.

A día de hoy, Tony Mora dispone de tienda física en Santanyí, y este año han inaugurado otra en el Puerto de Andratx.

Según dicen ellos “De esta forma nos expandimos en Mallorca, nuestro hogar, pero sin perder de vista al resto del mundo”.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.