¿PORQUÉ ESTOY SIEMPRE TAN CANSADO?

¿Te estás convirtiendo en un zombie adicto a la cafeína? Si tu respuesta es afirmativa este artículo puede que te resulte interesante.

 

El cansancio se ha convertido en uno de los principales enemigos de nuestra salud, pero debes saber que tus hábitos diarios pueden ser consecuencia de éste. Por lo que si estás acostumbrado a unos malos hábitos, tu cuerpo responde con cansancio y fatiga constante.

 

Me imagino que si estás leyendo esto es porque quieres sentirte con las pilas cargadas al 200%, ¿verdad?. Entonces presta atención a los siguientes consejos que te proponemos para mejorar tus hábitos diarios, y con ello, lograr combatir el cansancio.

 

Cuidar tu dieta

¿Tienes días en los que te compras un sándwich de la máquina expendedora del trabajo para comer, o incluso te olvidas de comer porque tienes demasiadas cosas que hacer? Pues debes saber que comer poco y de manera irregular puede tener un impacto muy negativo en tu energía, ya que si el cuerpo no recibe el combustible que necesita, lo normal es que se sienta débil. Y lo mismo ocurre si comes demasiado o si optas por alimentos poco saludables.

 

Por otro lado, ¿sabes cuál es la comida más importante del día? Sí, el desayuno. ¿Verdad que no empezarías un largo viaje en coche sin detenerte primero a repostar gasolina?, entonces ¿por qué hacer lo mismo con tu cuerpo empezando el día sin desayunar?.

Dormir lo suficiente

Si te retrasas con el pago y los intereses crecen poco a poco, la deuda se hace cada vez más y más grande. Pues lo mismo pasa con el sueño, la falta de sueño se acumula, por lo que es muy importante establecer unos horarios para acostarse y despertarse, para así acostumbrar el reloj interno y que cuando suene el despertador cada mañana no lo tengas que posponer siete veces.

Hidratarse bien

¿Sabías que la sensación de sed se produce justo después de que el cuerpo haya empezado a deshidratarse?, por lo que es importante beber líquidos muy a menudo para no dejar que el organismo se deshidrate. Cuando hablamos de beber suficientes líquidos no hablamos de refrescos o café, sino de agua, concretamente de unos 2 litros diarios.

Hacer ejercicio

Sorprendentemente, la falta de ejercicio hará que te sientas más cansado, por lo que si quieres tener más energía, tienes que producirla tú mismo. La práctica de ejercicio aumenta la frecuencia cardíaca, activa el metabolismo y favorece la circulación, por lo que la gente que no hace mucho ejercicio suele sentirse cansada.

 

Falta de vitamina D

¿Te has preguntado porque rebosamos energía en verano, y en los días más grises nos apetece más quedarnos en el sofá? Resulta que el sol tiene vitamina D, muy importante para nuestro organismo y vitalidad. Así que intenta pasar todo el tiempo que puedas al aire libre.

 

Reduce el estrés

Un email por aquí, una llamada por allá, una notificación por en el móvil… Estamos disponibles prácticamente todo el día. ¡Y eso es muy estresante! Por lo que es recomendable establecer unos horarios de trabajo y otros de ocio o descanso.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.